Cómo viajar en AVE con un bebé

¿Tienes pensado realizar un viaje y no te atreves porque puede resultar tedioso hacerlo con un bebé? Renfe pone a disposición de todos los viajeros la posibilidad de viajar en AVE con bebé, porque además de ofrecer el ‘Billete gratuito de niño’ ¡tiene otras muchas ventajas!

Precio de los billetes de los niños
Los bebés que no hayan cumplido cuatro años no pagan billete siempre que no ocupen plaza. Esto quiere decir que debe ir sentado sobre el regazo de su acompañante, sin ocupar ningún asiento durante el viaje.

Los niños mayores de 4 años y menores de 14 años pueden comprar el billete con la Tarifa Niño, con el que se obtiene un descuento del 40%. Dicha oferta no es acumulable con otras, por lo que seguimos recomendando que se busquen esos mismos billetes con otras tarifas de Renfe como la Tarifa Mesa o con la Tarifa Promo porque en alguna ocasión salen más económicas que las tarifas infantiles.

Los asientos, independientemente de la edad, pueden ocuparse por un máximo de dos personas. Esto significa que cualquier adulto que quiera viajar con dos niños menores de 4 años, deberá adquirir el suyo propio y al menos otro billete para uno de los niños (independientemente de la tarifa, ya sea normal, Tarifa Niño, Tarifa Mesa, Promo, etc) para poder conseguir el “Billete gratuito de niño”.

Este billete gratuito se deberá presentar en el control de acceso al tren acompañado del billete del acompañante.

Ventajas de viajar con bebé en AVE
Carro, sillita, bolsa de pañales, ropa de cambio, biberón, etc. Todos estos accesorios adicionales hacen que viajar con un bebé se complique mucho. ¡No os preocupéis! viajar en AVE con bebé es muy cómodo y fácil. ¡Os explicamos porqué! y las ventajas de las que disfrutarés si el AVE es vuestro medio de transporte elegido:

1. Tienes espacio suficiente para caminar si el bebé está inquieto. Puedes moverte entre los vagones, ir un rato a la cafetería o estar simplemente de pie en el espacio entre los coches para tratar de calmarle si se encuentra nervioso y comienza a llorar.

2. Las estaciones de tren, suelen gozar de una situación privilegiada y céntrica en las ciudades, esto facilita los traslados y reduce su precio en gran medida.

3. Dispones del servicio ATENDO de Renfe: En los trenes AVE o Larga distancia se puede solicitar esta ayuda que resulta muy útil si se viaja solo/a con un bebé. Alguien del personal te acompañará a tu asiento, y a la salida del tren, habrá otra persona que te acompañará hasta el servicio de taxis más cercano, o hasta donde hayas quedado con alguien para recogerte.

4. No es necesario llevar siempre encima la documentación del bebé. Esto normalmente es así, aunque hay que tener en cuenta que si existen dudas razonables acerca de la edad del niño, el revisor estará en su pleno derecho de solicitar algún documento oficial en el que se indique la edad del bebé/niño.

5. Si tu bebé aún utiliza las sillas de grupo 0, podrás situarla en cualquier asiento que esté libre siempre que los haya. No olvidéis que Renfe no facilitará tronas, anclaje ni ningún otro tipo de asiento especial para niños.

6. No es necesario sacar al bebé ni plegar el carro para pasar los controles. Tampoco hay que desmontarlo para que pueda pasar por el filtro, ni llevar los líquidos separados, descalzarse, etc. Los controles de seguridad en general son más laxos, por lo tanto, más ágiles y mucho más cómodos si quieres viajar en AVE con bebé.

7. Existe la posibilidad de cambiar los pañales si es necesario en los cambiadores que hay los baños de algunos AVE.

8. Además de poder llevar el carro en tu mismo vagón, en ocasiones no es necesario ni que lo pliegues. ¿Cómo? Muy sencillo. En los trenes AVE casi siempre existe un vagón adaptado para minusválidos con asientos especiales. Este tipo de asientos reservados son lo suficientemente amplios como para poner uno o dos carritos sin plegar, o para sentarte al lado de tu carro. No olvidemos que son asientos reservados como bien hemos mencionado antes, y que se deberá ceder el asiento a cualquier persona que lo necesite, pero es una práctica a la que los revisores y el resto del personal está acostumbrado y saben que es la solución más socorrida cuando se viaja con los más pequeños.

Estas últimas plazas mencionadas se venden únicamente a viajeros con una minusvalía reconocida, y no existe la posibilidad de adquirirlas de ninguna otra manera.

Esperamos que tras haberos contado las múltiples ventajas de viajar en AVE con bebé os animéis a recorrer todas las ciudades destino AVE y que no sea un impedimento cuando hay un recién llegado a la familia 🙂

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (52 votos, con un promedio de 3,58 sobre 5)

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para obtener más información o bien conocer cómo cambiar la configuración, consulte nuestra Política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies