Las cuevas del Soplao, de Altamira y de Nerja, las más bellas de España

Ríos escondidos, estalactitas, pinturas rupestres… es un mundo todo lo que se esconde bajo nuestros pies. Si aún no has tenido oportunidad de visitar las cuevas del Soplao, de Altamira o las de Nerja, no te pierdas este post, puesto que están consideradas como las más bellas y espectaculares de España.

Recuerda que para que te sea más fácil y más barato llegar a estas cuevas turísticas, te recomendamos utilizar la aplicación Compartir Tren Mesa AVE. En ella encontrarás billetes en Tarifa Mesa un 60% más barato. ¡Chollazo!

Viajar más barato en tren

Cuevas del Soplao. Cantabria. Con 20 kilómetros de longitud, pero solo accesibles cuatro de ellos, la cueva del Soplao está considerada como una de las grandes maravillas y únicas en el mundo de la geología por su calidad y cantidad de formaciones excéntricas. Además, esta cueva está ligada a la actividad minera, puesto que la misma fue descubierta por las labores de minerías realizadas a su alrededor por lo que también es posible visualizar galerías mineras, hornos, talleres, etc. Por último, hay que destacar que en 2008 se descubrió un yacimiento de fósiles en ámbar. Los científicos afirman que se tratan de uno de los grandes yacimientos de insectos en ámbar que existen en Europa.

Cueva de los Verdes. Lanzarote. La erupción del Volcán de la Corona dio lugar a un túnel subterráneo volcánico de unos seis kilómetros de longitud llegando hasta la costa y formando así la Cueva de los Verdes y los Jameos del Agua, dos Centros de Arte, Cultura y Turismo más importantes de la isla. Lo espectacular de la cueva de los Verdes es que, además del recorrido turístico para conocerla, hay un pequeño auditorio instalado en la misma.

Cueva de Altamira. Cantabria. Situada en el municipio cántabro de Santillana del Mar se encuentran los ciclos artísticos más importantes de la prehistoria. Fue descubierta en 1868 por Modesto Cubillas y en su interior descubrió pinturas negras, ocres, rojas y grabados que representaban a animales. En 1985 el museo de Altamira fue declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Cuevas del Águila. Ávila. Están situadas a nueve kilómetros de Arenas de San Pedro, al sur de la provincia de Ávila. Las grutas del Águila se descubrieron en 1963 gracias un grupo de chicos que estaban cazando por la zona y vieron que salía vaho de un agujero del suelo. La curiosidad de lo que pasaba en su interior les ganó y decidieron adentrarse. La sorpresa fue una gran sala llena de estalactitas y cortinas colgantes donde estuvieron perdidos alrededor de cinco horas hasta que lograron salir de nuevo. Tras su acondicionamiento se decidió abrir al público el 18 de julio de 1964, conocidas también por ser las cuevas de Ávila.

Cueva de Valporquero. León. Se encuentra a 1.309m de altitud bajo el pueblo de Valporquero de Torio, en el municipio de León. En 1966 se abrieron las cuevas de León al público después de una obra de acondicionamiento e iluminación de la misma por la Diputación de León. En el recorrido por las cuevas de Valporquero podrás hacer un recorrido por sus distintas salas como la gran rotonda, el cementerio estalactítico o la gran vía. El segundo nivel de las cuevas da salida a las Hoces de Vegacervera, sin embargo este acceso solo está habilitado para los equipos profesionales de espeleología.

Grutas de San José. Castellón. Se trata del río subterráneo navegable considerado como el más largo de Europa. Están situadas en el Parque Natural de Espadán en Castellón y, como te puedes imaginar, la visita a las mismas se realiza en barca. Durante el recorrido encontrarás la sala de los murciélagos, llamada así por la cantidad de animales que vivían aquí, el lago de Diana, la galería de los sifones, la zona seca y, por último, la catedral.

Cueva de Nerja. Málaga. Estas cuevas turísticas fueron descubiertas en el año 1959 y, además de esconder una gran belleza en ellas, se han descubierto unas pinturas rupestres que podrían estar consideradas como las primeras representaciones artísticas de la humanidad. El descubrimiento de la cueva de Nerja se produjo en 1959 cuando una pandilla de cinco amigos decidió cazar murciélagos en un pozo conocido como la Mina. En éste descubrieron que salía una bocanada de aire húmedo de una hendidura tapada por estalactitas, al no poder entrar en ella decidieron romperla y descubrir que se escondía detrás. Al entrar, quedaron asombrados al ver dos esqueletos con dos cuencos. No habían sido los primeros en descubrir esta cueva. En tu visita admirarás la variedad de estalactitas y estalagmitas que hay en la cueva, así como columnas, banderas o perlas de las cavernas, entre otras cosas.

Cuevas del Drach. Mallorca. Estas cuevas están formadas por cuatro cuevas conocidas como la cueva Negra, cueva Blanca, cuevas de Luis Salvador y cueva de los franceses. Situadas muy cerca de la localidad de Porto Cristo, todas ellas están conectadas entre sí y esconden un lago en su interior conocido como el Lago Martel. En éste se suelen hacer conciertos de música clásica y paseos en barca por el mismo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, con un promedio de 5,00 sobre 5)

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para obtener más información o bien conocer cómo cambiar la configuración, consulte nuestra Política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies