11 lugares que visitar una vez en la vida

Si te preguntan qué lugar visitar una vez en la vida, ¿qué recomendarías? Nosotros nos hemos dado una vuelta por nuestro país para descubrir alguno de los rincones más bonitos que existen y hacer una lista de los once lugares que visitar al menos una vez en la vida. ¡Empezamos!

Y si quieres empezar tu viaje recorriendo estos rincones ocultos y no dejarte el sueldo, te recomendamos utilizar nuestra aplicación Compartir Tren Mesa AVE. Encontrarás billetes con hasta un 60% de descuento.

Billetes baratos

Chulilla, Valencia. Situada en la comarca de Los Serrano, Chulilla se encuentra dentro de la Comunidad Valenciana. Aquí encontraremos el Cañón del Turia, lleno de vegetación, rocas y maravillosas piscinas naturales. Pero atención, no dejes de irte sin ver antes el Castillo de Chulilla, un monumento declarado Histórico Artístico y que vela la ciudad desde lo alto del pueblo.

Monasterio de Montserrat, Barcelona. Este monasterio situado en la comarca de Bages, se encuentra situado en la montaña que le da el mismo nombre. Este monasterio es famoso por ser un lugar de peregrinaje. La primera fecha que se asocia con este lugar santo es el año 880 con el descubrimiento de la Virgen de Monserrat. Un lugar que tanto por dentro como por fuera es imprescindible visitar al menos una vez en la vida.

Parque nacional de Timanfaya, Lanzarote. Se encuentra situado entre dos municipios, Yaiza y Tinajo, y fue declarado como Parque nacional en el año 1974. Es un parque volcánico el cual podrás encontrar al menos 25 volcanes, destacando la Montaña Rajada, la Caldera del Corazoncillo o las Montañas del Fuego. Además, hay puntos a lo largo del parque que pueden llegar a alcanzar los 100 grados. ¡Una pasada!

Salinas y Arenales de San Pedro, Murcia. Es uno de los espacios protegidos situados en la zona norte del Mar Menor y tiene una extensión de 856 hectáreas. En 1985 fue considerada como reserva natural y en el año 1992 como Parque Regional. Su atractivo viene de la diversidad de especies que viven en esta zona y la explotación de las Salinas, además de ser un lugar impresionante para visitar. Muy recomendado al caer el sol.

Mallos de Riglos, Huesca. Estas formaciones geológicas se encuentran situadas en Riglos, Huesca. Este característico paisaje viene dado por la elevación de los Pirineos durante la formación de las montañas. Lo curioso, cada mallo tiene su nombre propio como por ejemplo el Cuchillo, Colorado, Magdalena, Agua Roja, etc. Un paraíso tanto visual como para aquellos que aman la naturaleza y sobre todo la escalada.

Cabo Finisterre, Galicia. Declarado en el año 2007 como Patrimonio Europeo, este cabo está situado en la costa atlántica. Los romanos creían que era el punto más occidental del mundo, de ahí su nombre, ‘fin de la tierra’. En este punto se encuentra el faro con una torre de unos 17 metros de altura, construido en el año 1853. Otro de los lugares que sin duda merece la pena visitar al menos una vez en la vida.

Las médulas, León. Se trata de una antigua explotación minera de oro de origen romano. Ésta se encuentra en la comarca de El Bierzo y se considera la mayor mina de oro al aire libre. Debido a estos trabajos, dio como resultado un paisaje especial de arenas rojas que fue declarado en el año 1996 como Bien de Interés Cultural, en 1997 como Patrimonio de la Humanidad y en 2002 Monumento Natural. Sabiendo esto, ¿no te están entrando ganas de planear ya el viaje a Las Médulas?

Cañón del Sil, Ourense. En la Ribeira Sacra, Galicia, se encuentra esta garganta originada por el río Sil. Es muy recomendable hacer un recorrido por el río, contemplar el maravilloso paisaje y encontrar las espectaculares viñas con la Denominación de Origen Ribeira Sacra que llegan hasta la orilla del río. ¡Increíble!

Salinas de Fuencaliente, La Palma. En la zona más meridional de la isla encontramos Las Salinas de Fuencaliente declaradas como Sitio de Interés Científico. Este espacio protegido se encuentra dentro del Monumento Natural de Los Volcanes deTeneguía, eso hace que sea especial el contraste del blanco de la sal con la oscuridad de la piedra volcánica.

Besalú, Gerona. Municipio ubicado dentro de la comarca La Garrocha que sorprende por tener una arquitectura medieval. El origen de este pequeño municipio viene ligado con su castillo que data del siglo X e importantes edificios procedentes de la Edad Media como los baños judíos, el puente de Besalú, el antiguo hospital de peregrinos o la iglesia de San Vicente. Un pequeño pueblo que no hay que dejar pasar desapercibido y visitar al menos de una vez en la vida.

Lagos de Covadonga, Asturias. Se encuentran dentro del Parque Nacional de los Picos de Europa y están formados por los lagos glaciares llamados Enol, Ercina y Bricial, aunque este último solo tiene agua en la época del deshielo. Es un lugar tan especial y espectacular que el número de visitas de turistas ha obligado a limitar el acceso de coches a la zona. Pero que esto no te eche para atrás, porque la subida a los Lagos de Covadonga merece realmente la pena.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, con un promedio de 5,00 sobre 5)

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para obtener más información o bien conocer cómo cambiar la configuración, consulte nuestra Política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies